Máscaras Capilares: Beneficios y Consejos

Las máscaras capilares tienen multitud de beneficios entre los que destacan la hidratación, la luminosidad y el brillo. Además, protegen tu cabello de los daños causados por teñirlo o por someterlo a los efectos de sol, evita el
encrespamiento, previene su caída y refuerza el riego capilar. ¡Ya no hay excusa para no utilizarlas!

máscara capilar

Es el mejor producto para lucir un cabello sano y fuerte, con permiso del acondicionador y Shampoo

¿Cada cuánto debe utilizarse?

Este es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta y uno de nuestros errores más frecuentes, ya que caemos en la tentación de utilizar una máscara capilar cada vez que nos metemos en la ducha. Sin embargo, no por más que la utilicemos nuestro pelo lucirá más fuerte y sano.

Lo esencial, en este caso, es reconocer el estado en el que se encuentra nuestro cabello puesto que de eso dependerá la frecuencia con la que nos apliquemos el producto. Lo más recomendable es usarla una vez a la semana en caso de que el cabello esté muy dañado y una o dos veces al mes cuando se encuentre más saludable.

Aplica siempre las máscaras capilares después del shampoo

Aunque los pasos a seguir para utilizar máscaras capilares son muy sencillos nunca está de más recordarlo. Antes que nada, lo primero que debes hacer es lavar tu cabello como de costumbre y con tu shampoo habitual. A continuación, aplícate la máscara hidratante (con el cabello aún mojado) tan solo en las puntas ya que de esta forma evitarás que el producto toque la raíz y favorezca la aparición dermatitis.

Si te es más fácil ayúdate de un cepillo para que la mascarilla penetre mejor en los mechones. Por último, déjala actuar entre 5 y 15 minutos enjuagando después con agua tibia o fría. Con el paso de las semanas comprobarás como tus hebras consiguen un aspecto más saludable y una textura mucho más suave. ¡Ya es hora de probarlas!

máscara hidratante

Una máscara capilar para cada tipo de pelo

Al igual que ocurre con la piel, cada cabello es un mundo por lo que no todas las mascarillas te resultarán igual de beneficiosas. Es esencial que identifiques tu tipo de melena y que, a partir de ahí, escojas la mascarilla que mejor vaya contigo.

Por ejemplo, si tienes el pelo rizado, al ser este mucho más reseco, necesitarás de una mascarilla rica en aceites que te prometa una mayor hidratación. Y si te gustan los rizos bien definidos deberás buscar ingredientes que te ayuden a controlar el frizz y dar un aspecto más uniforme.

Si, por el contrario, tu cabello se caracteriza por ser lacio y fino lo mejor es optar por una mascarilla que te ayude a reequilibrarlo sin correr el riesgo de que la raíz quede excesivamente grasa.

¿Y para una melena ondulada? Si este es tu caso te recomendamos darles prioridad a las mascarillas nutritivas e hidratantes, pero con una concentración ligera para que el cabello no quede muy pesado.

Ver Máscaras Capilares Disponibles

SHOPPING CART

close